¿Qué es una explicación lamarckiana?


Por David Suárez Pascal

Publicado: 22 de Junio de 2009

En el ámbito de las explicaciones evolutivas es muy común encontrar la referencia a Lamarck y a Darwin como los creadores de dos formas de explicar los cambios en las especies a través del tiempo. La confrontación entre los modelos explicativos de ambos autores es utilizada frecuentemente para aclarar a los estudiantes o al público en general qué es y qué no es la evolución. En particular, la mención de Lamarck y de sus ideas evolutivas se ha empleado para señalar una representación errónea del proceso evolutivo.

No obstante la utilidad de identificar un conjunto de modelos equivocados del proceso evolutivo, su denominación de “lamarckianos” resulta poco apropiada cuando examinamos con un poco de detalle las características de la propuesta de Lamarck.

En 1809 Lamarck publicó una de sus obras principales Philosophie zoologique, en la cual delineó una teoría sobre el cambio evolutivo de los organismos, esto es, sobre la modificación de las formas de vida a través del tiempo. A diferencia del planteamiento posterior de Darwin, Lamarck tiene pretensiones mayores de sistematización y plantea él mismo tres leyes fundamentales:

  • Todo cambio considerable y persistente de las circunstancias en que se encuentra cada raza de animales obra en ella un cambio real en sus necesidades.

  • Todo cambio en las necesidades de los animales requiere otras acciones para satisfacer las nuevas necesidades y por consiguiente otros hábitos.

  • Toda nueva necesidad, al suponer nuevas acciones para satisfacerla, exige del animal que la experimenta o bien un uso más frecuente de alguna de sus partes que antes empleaba menos, hecho que la desarrolla y agranda considerablemente; o bien, la utilización de nuevas partes que las necesidades condicionaron insensiblemente en él por esfuerzos de su sentimiento interior.

A estas tres leyes o principios básicos, Lamarck agrega un cuarto en su extensa obra Histoire naturelle des animaux sans vertèbres dedicada a los invertebrados:

  • Todo lo que ha sido adquirido, marcado o alterado durante la organización del individuo en el curso de su existencia es preservado por generación [reproducción], y transmitido a los nuevos individuos que provienen de aquellos que sufrieron dichos cambios.

Aunque no incluido explícitamente entre los principios de su filosofía zoológica, Lamarck sostiene la existencia de una tendencia progresiva inherente que produciría una secuencia lineal de formas animales (y una secuencia paralela para las plantas). Esta tendencia progresiva, llamada por Lamarck “la marcha de la naturaleza”, aunada a su cuarto principio, la herencia de caracteres adquiridos, debería explicar todos los aspectos visibles de los organismos. En palabras de él mismo:

En efecto, es evidente que el estado en que vemos a todos los animales es, por una parte, el producto de la complejidad creciente de organización que tiende a formar una gradación regular, y por la otra, que es fruto de las influencias de una multitud de circunstancias muy diferentes, que tienden continuamente a destruir la regularidad en la gradación de la composición creciente de la organización.

Aun cuando la propuesta de Lamarck es vasta y compleja, la denominación de Lamarckismo o lamarckista ha hecho referencia principalmente a dos cosas: el principio incluido en la Histoire naturelle (la herencia de caracteres adquiridos) y la direccionalidad del proceso evolutivo implícita en la marcha de la naturaleza. Ninguna de las estas dos tesis es original de Lamarck (fueron sostenidas por muchos otros autores, e incluso el mismo Darwin aceptaba una forma de herencia de caracteres adquiridos), pero la aportación de Lamarck sí es original en tanto que articula todos estos principios en un intento de sistematización del conocimiento biológico.

A diferencia de lo que se piensa comúnmente, una explicación evolutiva que sea genuinamente lamarckiana requiere la participación significativa de los principios enunciados por este autor y requeriría tomar en cuenta que muchos de los preceptos sostenidos por los biólogos modernos eran igualmente irrenunciables para Lamarck (por ejemplo el materialismo, la no contradicción con el resto del conocimiento científico, etc.).

Con el fin de ilustrar qué sería en realidad una explicación lamarckiana presento a continuación un esbozo de la reconstrucción de un ejemplo conocido de cambio evolutivo: el caso de Biston betularia.

B. betularia es una especie de palomilla o mariposa nocturna que durante el día permanece inactiva y cuyas alas presentan un patrón cromático que tiene un efecto mimético con las rocas y los troncos de los árboles. El color común de las alas es grisáceo, y el mimetismo reduce la depredación por parte de aves. Sin embargo, a mediados del siglo XX, se estudió un fenómeno adaptativo llamado melanismo industrial, que consistió en el reemplazo de la variedad común de las palomillas de esta especie por palomillas de la misma especie, pero de la variedad carbonaria, caracterizada por la pigmentación obscura de las alas. Este reemplazo ocurrió exclusivamente en zonas con una intensa actividad industrial.

Ahora, imaginemos que un lamarckista llega a la zona donde predomina la variedad carbonaria de las palomillas, ¿cuál sería su explicación de las diferencias entre las palomillas de esta zona con el color obscuro y las palomillas de la misma especie distribuidas en el resto de Inglaterra? Esta explicación podría involucrar el cambio de hábitos producidos en las polillas para solucionar las necesidades surgidas por la modificación de las condiciones.

Ante el obscurecimiento de los troncos de los árboles y de las rocas producido por el depósito de hollín las condiciones se han modificado, de manera que lo que antes resultaba propicio para la vida de los insectos ha dejado de serlo. Dado este cambio, las palomillas necesitan otra forma de ocultarse de las aves para evitar así la depredación excesiva.

Sin embargo para Lamarck este caso, más que apelar al principio del uso y desuso, podría explicarse de una manera alternativa, una manera que nos parecería ahora extraña (por las nociones químicas y fisiológicas que implica): la exposición habitual a estas nuevas condiciones, donde la presencia del hollín es tan abundante, influirá sobre las palomillas de manera que el pigmento obscuro del hollín se irá incorporando al desarrollo normal de las nuevas palomillas.

Esta vía explicativa quizás resultaría aceptable para Lamarck pues involucra la participación del ambiente y el efecto que los “fluidos sutiles” de las nuevas condiciones podrían tener. No obstante, Lamarck rehuye el aceptar un efecto directo de las condiciones y de esos “fluidos” en el caso de los animales, debido en particular a la presencia de un sistema nervioso. Aquí no queda claro si para él las palomillas podrían ser susceptibles (y en qué grado) a este tipo de efectos.

La explicación genuinamente lamarckiana difiere notablemente de la explicación puramente teleológica que en el caso del B. betularia podría haber apelado meramente a la necesidad de sobrevivencia y a la participación de una especie de inteligencia natural (o sobrenatural) que no requiere la mediación causal de las influencias ambientales ni del cambio en los hábitos que sí requiere una explicación lamarckiana. Ese tipo de explicación puramente teleológica es, creo, al que nos referimos en general cuando hablamos equivocadamente de “Lamarckismo”, al menos en tanto hablamos de adaptaciones al medio.

Para leer más

  • Bowler, P. J. “Lamarckism.” en Keywords in Evolutionary Biology, 188-193, 1992.
  • Caponi, G. “Retorno a Limoges. La Adaptación en Lamarck.” Asclepio, No. 1. 2006.
  • Ruiz, Rosaura, y Francisco José Ayala. De Darwin al DNA y el origen de la humanidad: la evolución y sus polémicas. Fondo De Cultura Economica, 2002.

Acerca del autor:

David Suárez es biólogo y filósofo de la ciencia. Sus principales intereses de investigación son la filosofía de la biología y en especial la filosofía de la biología evolutiva. En su tiempo libre promueve y desarrolla software libre. Es el editor del blog de evolución de la UNAM.

Una respuesta

  1. lunita el 10.01.2010 a las 14:37

    pues esta chido este sitio web me ayuda mucho con mi tarea

Deja un comentario

¡Gracias por tus mensajes!

Con el fin de lograr que este blog sea un foro abierto a la sana discusión y a la búsqueda del conocimiento, hemos decidido establecer las siguientes políticas sobre los comentarios:

  • Los comentarios deberán estar relacionados con el tema del artículo o con un tema cercano. Si tienes dudas todas tus preguntas serán bien recibidas.
  • No se publicarán mensajes ofensivos o denigrantes.
  • Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación.

Una vez que tu comentario aparezca publicado, haremos todo lo posible por responderlo cuanto antes.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>